¿Qué es un «poder preventivo»?

Un poder notarial es la autorización que otorgamos a una persona de nuestra confianza para que realice en nuestro nombre las actuaciones que se recogen en el documento.

A diferencia de un poder notarial simple, el poder preventivo extiende su validez hasta en caso en que un juez nos declare que no contamos con capacidad jurídica suficiente para actuar.

*

La persona a quien nombram como apoderada podrá hacer las gestiones habituales de administración de nuestro patrimonio, hacer gestiones ante las administraciones en nombre nuestra, vender o alquilar nuestro piso, y hacer pagos, etc.

*

El poder puede ser tan reducido o bien tan amplio como la persona que lo otorga decida