Los valores de la Fundació.

Preocupados por la protección y prevención del bienestar de la persona LGTBI mayor o dependiente, que sufre, que está sola, en situación vulnerable, precaria, queremos contribuir a mejorar el conocimiento de esta realidad y difundirla.

Trabajamos por la dignidad de las personas LGTBI, para que ninguna persona que haya hecho el esfuerzo de «salir del armario» sea despreciada, ni tenga que volver a su encierro por causa de su entorno cuidador. Trabajamos para evitar que, por imposición, miedo o inseguridad, nadie  tenga nunca que renunciar a su propia subjetividad, a sus responsabilidades, sus derechos y libertades.

No queremos decepcionar a los que confían en la Fundació, responsables igualmente del espacio que podamos representar y se nos otorgue dentro de los Movimientos LGTBI y la sociedad en general. Abiertos a la acción del voluntariado.

Nuestra prioridad no es la Fundación como institución, sino su Misión y las Personas.

Somos una entidad sin ánimo de lucro. Nadie tiene que dejar de ser bien atendido por motivos económicos. Nos comprometemos con el relevo generacional de nuestra institución y con el diálogo intergeneracional. Apostamos por la profesionalidad en la gestión y prestación de nuestros servicios. Planteamos una relación entre las personas usuarias y profesionales, y entre las personas de nuestra red social y la Fundació, que sea respetuosa con la palabra y el bien de cada uno.

Creemos necesario el reciclaje permanente de profesionales y personas del equipo directivo. Nos abrimos a conocer nuevas experiencias y escuchar propuestas de mejora. Apostamos para que la situación económica de la Fundació sea suficientemente autosuficiente como para no depender en lo fundamental de terceros.

Preocupados por tener unas buenas prácticas institucionales y el trabajo en equipo: hacemos transparente y pública nuestra gestión y nuestro estado de cuentas; que ninguna persona colaboradora sea tan imprescindible como para hacer depender la buena marcha de la Fundació de sus circunstancias personales.

Apostamos porque los principios de igualdad y justicia garanticen, también, el derecho a la diferencia. Defendemos los Derechos Humanos, la acogida y la compasión. Hacemos crítica del victimismo, la beneficencia y el paternalismo. Estamos a favor de la Memoria Histórica y de la Reparación Social hacia las personas LGTBI, para que estas personas puedan hacer su duelo de la mejor manera y reparar las pérdidas que les ha provocado y provoca la discriminación en la escuela, la familia, la trabajo, los medios comunicación, las instituciones, y la sociedad en general.

La Fundació es aconfesional, no adscrita a ningún partido político, pero respetuosa y acogedora con las personas de buena fe, dialogando, considerada con las personas e instituciones de todas las creencias y posicionamientos democráticos.

Entendemos la salud como «una froma gozosa de vivir, solidaria y autónoma». A favor de los valores de los Movimientos LGTBI, los Feminismos, del Estado del Bienestar y del Ecologismo. Con vocación de transversalidad en relación al resto de entidades LGTBI. Siendo coherentes con la tradición del Movimiento Gay de Cataluña desde sus inicios, y teniendo como referente el Manifiesto del FAGC, estamos a favor de la promoción y la defensa de los derechos, los deberes y las libertades de las personas y de los pueblos, por el derecho a la libertad de expresión y por el derecho a decidir del individuo y del país en todos aquellos asuntos que tengan que ver con la propia identidad, la manera de vivir, la gestión de los propios recursos e intereses; igualmente, motivados y comprometidos con la mejora de la calidad democrática, de la realidad social cultural y política de Cataluña.

Solidarios y acogedores con los refugiados, sobre todo con los que lo son por causa de su orientación sexual y de género.

El Patronato de la Fundació Enllaç