Homofobia y edadismo, doble discriminación de las personas mayores LGBTI

El investigador en trabajo social Josep Maria Mesquida presenta el estudio sobre la situación de las personas mayores LGBTI de la provincia de Barcelona.
El investigador en trabajo social Josep Maria Mesquida presenta el estudio sobre la situación de las personas mayores LGBTI de la provincia de Barcelona.

Las personas LGTBI mayores sufren una doble discriminación: por homofobia y por edat. Así lo revela un estudio realizado en la provincia de Barcelona por el Grup d’Innovació i Recerca en Treball Social (GRITS) de la Universidad de Barcelona con el apoyo de diversas entidades, entre las cuales, la Fundació Enllaç.

El objectivo

Este trabajo pretende dar visibilidad a la realidad de las personas mayores LGBT, destacar los retos que afrontan y reflexionar acerca de futuras actuaciones ante las necesidades de este col·lectivo. Para ello, se ha entrevistado a personas LGBT mayores de 60 años de tota la provincia.

Algunos resultados

De acuerdo con el equipo que ha realizado la investigación, este grupo social permanece invisible todavia, una situación más evidente incluso en el caso de las mujeres lesbianas.

Además de las discriminacion por razón de edat (edatismo) y por orientación sexual y la identidad de género (homofòbia), influyen también aspectos como el estatus serológico, el estatus corporal, el nivel de renta o de clase social i el origen.

Las entrevistas revelan la incomprensión de las famílias y las personas cercanas ante los procesos de «salida del armario» en edades avanzadas.

En relación a los hombres gays consultados, resulta significativo que casi todos los participantes han estado casados y han sido padres. La relación con sus descendientes es buena en general.

En el ámbito de la salud, la calidad de vida de las mujeres trans mayores puede estar condicionada por los efectos adversos producidos por los procesos de hormonación, actuales y pasados, y que pueden coincidir con tratamientos antirretrovirales.

De las respuestas de los hombres gays entrevistados, se desprende que el VIH condiciona de forma profunda las conductas sexuales y sociales.

Por lo que respecte a los servicios para personas mayores, son percibidos como «no deseables debido a la rigidez con la que se tratan los roles de género».

Los equipos profesionales que atienden personas mayores, por su lado, constatan que la ocultación de la realidad de las personas LGBTI dificulta la correcta intervención ante estos colectivos, ya que las políticas y acciones institucionales se centran especialmente en personas de menor edat.

Las entidades impulsoras de la invesigación

El estudio se ha presentado en la jornada «La diversidad sexual y de género en ancianos: realidades cotidianas, respuestas comunitarias y políticas públicas necesarias«. La jornada se enmarca en la campaña «Som el que som» de la Diputació de Barcelona, institución que solicitó la investigación.

Las entidades que han col·laboracio en la investigación, además de la Fundació Enllaç, són la Fundació Envelliment i Salut  de la Universitat Autònoma de Barcelona i la asociación LGBTI Encara en Acció.

El estudio presentado aun no ha sido publicado.